El triste pasado de Sarita Sosa y su esposo como lavacoches en EU ¡por eso quieren la herencia!

Estados Unidos.- Cuando uno piensa en celebridades internacionales como Vicente Fernández, Juan Gabriel, José José, entre otros, se imagina que ellos y su familia viven en la mayor de las opulencias, ya que aunque dejen de trabajar vivirán plácidamente por el resto de su existencia gracias a las regalías de sus canciones, o con solo dar un solo concierto pueden ganar lo suficiente para vivir cómodamente el resto del mes y hasta del año.

Sin embargo, es difícil imaginar que varios famosos tengan la inocencia de dejarse robar todo su dinero, y firmar contratos donde ceden todo el dinero que ganen en el futuro, como lamentablemente fue el caso de José José, quien durante la ultima etapa de su vida vivió como alguien de clase media, e incluso se rumoró, durante varios años literalmente fue de clase pobre, algo impensable sabiendo que era una de las figuras más conocidas del país.

Sin embargo esto fue real, ya que como se acaba de descubrir, el príncipe de la canción cedió los derechos de sus regalías a una empresa propiedad de Sergio Mayer que le quitaba todo su dinero, y además el propio José José comentó que los millonarios ahorros de su vida se los robó por completo su ex esposa Anel, por lo que literalmente se quedó en la calle.

Esto afectó a sus hijos, quienes a diferencia de los vástagos de otros famosos que solo estiran la mano para pedir dinero, al verse en la pobreza los 3 hijos del cantante; José Joel, Marisol y Sarita tuvieron que valerse pro si solos, teniendo que trabajar de lo que fuera para sobrevivir.

Y mientras Joel y Marisol aprovecharon la fama de su padre para lanzarse como cantantes aunque no tuvieron éxito (pero por lo menos sacaban para comer), Sarita tuvo que buscar trabajo como una persona común y corriente, y si, es difícil creer que la hija de un artista mundialmente conocido ¡tuvo que trabajar como lavacoches en un autolavado de Miami!.

Esto no es broma, e incluso la información fue difundida desde hace años por varios medios, quienes no podían creer que la hija del príncipe de la canción (que literalmente sonaba todos los días en alguna televisora, radio, bares y fiestas), se las viera negras como cualquier simple mortal, y fuera lavacoches.

Sin embargo esta mala etapa trajo algo bueno para Sarita, ya que ahí conoció a su actual esposo Yimmy, un guatemalteco indocumentado que para ganarse el pan también lavaba autos, y donde quedaron flechados al grado de contraer matrimonio y procrear una hija.

Cabe aclarar que Sarita ha señalado que la pobreza en que José José vivía era por culpa de sus hermanos, quienes cuando radicaba en México no sabían manejar su carrera, y al contrario, lo exprimieron al grado de hacerlo perder su riqueza, como sucedió con José Joel, que según Sarita y varios medios, obligó a su padre a producirle una obra de teatro que fue un rotundo fracaso, y solo empeoró la situación económica del cantante.

Ante esto, Sarita afirma que los últimos años en que ella se hizo cargo de José, si supo aprovechar el potencial económico de su padre y pasaron de pobres a tener una buena vida, ya que Sarita negoció la venta de su bioserie por $5 millones de dólares, además de otros negocios que le permitieron a José vivir en una residencia y amasar una considerable fortuna, dinero que como sabemos Sarita ahora pelea a morir porque considera que solo a ella le corresponde, y porque evidentemente, teme a toda costa perder todo nuevamente, y regresar junto con su esposo a lavar coches ajenos, pese a ser hija de uno de los máximos ídolos que ha dado México.

Por: Omar Ariel Cortes

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.