Gomita revela que su transformación se debe a que comió 3 Doritos y no a las cirugías plásticas

México.- Gran sorpresa causó la polémica conductora y estrella de internet, Gomita, al revelar que su increíble transformación física no se debe a múltiples cirugías plásticas como todos pensaban, ya que en realidad su cuerpo cambio totalmente luego de comer una bolsa de Doritos.

Aunque muchos no entendían a que se refería, Gomita señaló que hace meses los ejecutivos de Sabritas le hablaron para informarle que querían proponerle un trabajo:

“Cuando me hablaron de Sabritas pensé que querían que fuera la imagen del producto o hiciera un comercial, pero me comentaron que se trataba de otra cosa, solo que tenía que manejarlo con total confidencialidad.

Me dijeron que habían logrado crear unos Doritos con una fórmula especial, que con solo comer 3 te convertían en otra persona. Señalaron que no podían revelarme el ingrediente especial, y su propuesta era que yo probara si servían.

Me advirtieron de podría haber ciertos riesgos, pero me aseguraron que si todo salía bien después de 3 Doritos me convertiría en una nueva Gomita sin necesidad de acudir al cirujano”, relató.

Gomita menciona que lo pensó una semana, y después se animó a arriesgarse: “me iban a pagar mucho dinero y al final decidí comer los 3 Doritos con la fórmula mágica. Sentí como si me hubiera ido al espacio y regresado en solo 3 segundos, al despertar era otra; tenía cinturita, nariz afilada y estaba mucho más delgada y chichona. No podía creer lo que paso, yo fui la primera en probar el efecto de los 3 Doritos”, relató.

Goma comenta que la intención de los ejecutivos era ver si el producto funcionaba, pero luego lanzar el producto: “ahorita está de moda la campaña de 3 Doritos despues, pero desde hace más de un año la estaban creando. Querían ver si funcionaba y por eso además de mí contrataron a Eiza Gonzáles y otras famosas que ahora parecen irreconocibles por las cirugías, pero que en realidad nos transformarnos la magia de los 3 Doritos”, puntualizó.

Por: Omar Ariel Cortes

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.