Hombre que no mantiene ni ve a su hijo se tatúa su nombre para que todos sepan “cuanto lo ama”

México.- Brayan Anthony Pérez, un homie de 30 años desempleado de un barrio del Estado de México, decidió tatuarse el nombre de su hijo (Brandon Pérez) de 2 años de edad en gran parte de la espalda para demostrarle a todos sus conocidos “el amor que siente por su hijo”, a pesar de que lo visita una vez cada 3 meses y no apoya a la madre económicamente.

Brayan señala que aunque el bebé fue producto de una relación de una noche con Nicol Hernández (la madre) el ama a su hijo profundamente, sin embargo no puede verlo seguido porque “se la pasa buscando chamba” y luego se va a tomar con sus amigos, por lo que el tiempo se le pasa volando y no puede acudir a visitarlo como quisiera:

“La neta solo tuve relaciones una vez con la Nicol un día que la conocí en un baile de El Komander y pues quedó embarazada. Si sentí gacho porque no quería ser papá la neta pero pues ya cuando vi al Brandon por primera vez si sentí chido. La neta lo conocí hasta los 7 meses de nacido porque como te comentó no estaba preparado, y pues ahorita ya estoy intentando ser una mejor persona y echarle ganas para darle algo. El niño ya tiene 2 años y pues la neta solo lo veo cada 3 meses porque la búsqueda de chamba me absorbe y, ahorita todavía no he podido darle algo como yo quisiera”, comentó.

Anthony señala que hace poco logró ahorrar $300 pesos que no se gastó en alcohol y estuvo a punto de írselos a dar a la Nicol para que le comprara algo al niño, pero se puso borracho y decidió mejor irse a tatuar: “ya iba a ir con la Nicol pero la neta un compa me invitó un Tonayán y pues ya borracho me dio sentimiento, y le empecé a contar a todos de mi hijo que tanto me llena de orgullo. La neta borracho comencé a llorar y prometí cambiar, y pues un compa me dijo que si quería me tatuaba el nombre de mi hijo pero tenía que ser en fa (en el momento), y pues me gasté el dinero en ponerme el nombre de Brandon en la espalda para que cuando me quite la camisa todos mi compas vean que mi hijo me importa y es lo que más quiero. No importa que no lo vea tan seguido, ahora gracias a este tatuaje siempre lo voy a llevar en mi corazón”, dijo.

El hombre menciona que todos sus amigos creían que era un desobligado hasta que vieron el acto de amor que hizo por su hijo: “la neta no sé que juzgaban esos cabrones, decían que no lo mantenía y no lo quería. Me daban ganas de madrearlos pero ya cuando vieron que me tatué su nombre me gané el respeto de todos, ahora cada que ven mi tatuaje me preguntan quién es Brandon Pérez y yo orgulloso les digo que es mi hijo y les cuento la historia mientras nos echamos un pisto, y se me salen las lágrimas de amor al recordarlo”, puntualizó Brayan, quien ya cumplió 4 meses sin ver a su retoño.

Por: Omar Ariel Cortes

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.