Luchona intenta engañar a su ligue diciéndole que su cicatriz de cesárea “es en realidad un navajazo”

México.- Gran sorpresa se llevó Kevin Pérez, un hombre de 25 años de edad, luego de ir a un baile y ligarse una mujer “valiente, cabrona y rebelde”, a la cual le disparó toda la peda solo para ponerla borracha y llevársela más fácil al motel.

Kevin menciona que siempre sale con su compa el Tayson a los bailes, y aprovechó que a su pueblo iría Espinoza Paz para deleitarse con sus canciones y ver que ligaba:

“Me gustan las rolas del Espinoza Paz pero también quería ver que morra ligaba, yo y el Tayson siempre compramos un pomo para que las nenas vean que les convenimos. No andamos con nacadas de tomar chelas, siempre traemos con nuestro Tequila 100 años o si la chamba fue buena en la semana nuestro Buchanan’s.

El Tayson se agarró una morra sabrosa que iba con una amiga llamada Kymberly que no estaba tan buena, pero como yo andaba pedo y ella con suerte, pues al final le di sus besos y les disparé las bebidas. Ya conozco a estas morras, les hablas bonito y se entregan a ti porque creen que mantendrás a sus bendiciones”, relató.

El hombre menciona que Kymberly no le parecía guapa pero al final la convenció de tener intimidad:

“No quiero sonar grosero pero siempre me ligo madres luchonas que han tenido mínimo un hijo y les queda la cicatriz de cesárea, que la verdad no me late. Yo le pregunté a la morra si ya tenia hijos y dijo que no, y fui sincero, le comenté que la cicatriz de la cesárea me baja lo cachondo, no me gusta como se ve, y solo le pedí que si tenia cesárea se tapara o lo hiciéramos con la luz apagada, porque de verdad me baja la calentura esa cicatriz del abdomen.

Ella me dijo que no me preocupara, que no tenía hijos aunque ya tenía figura embarnecida como que si hubiera estado embarazada”, comentó.

El Kevin menciona que al final se desanimó, pero la Kymberly fue la que “le pidió que fueran al motel porque ya andaba cachonda”: “se puso bien cachonda la hija de su puta madre, y pues me la llevé al motel, a quien le dan pan que lloren.

Cuando llegamos al motel y se encueró la verdad me encabroné porque me mintió, me dijo que no había tenido hijos pero tenía una cicatriz en esa parte. Sin embargo me dijo que no me alterara porque la raya era de cuando una vez le dieron un navajazo porque se peleó con una morra”, comenta.

El hombre menciona que se percató que la chava no tenía una, si no dos cicatrices: “me dijo que tenia una por la pelea, y otra porque le dieron otro navajazo cuando intentaron asaltarla, pero la dos se veían con forma de cesárea. No soy fresa ni mamón, pero por algo le dije que la cicatriz me bajaba la calentura, no me gusta como se ve”, dijo.

 

Te puede interesar: MUJER LUCHONA ES DIAGNOSTICADA CON ESQUIZOFRENIA SEVERA TRAS PELEAR CON CIENTOS DE ENEMIGAS IMAGINARIAS

 

El Kevin menciona que mejor llevó a la Kymberly a su casa, y ahí le reveló la verdad: “me dijo que si tenia dos morros y me mintió porque tenía miedo de espantarme, comentandome que ya se está poniendo crema de baba de caracol para borrarse la cicatriz, porque le da pena negar a sus hijos pero las rayas siempre la delatan.

Me dijo que se había enamorado de mí y quería verme otra vez, y solo le di el avión y mejor la llevé a su casa donde ya estaba su mamá esperándola para regañarla por haberle dejado a los nietos toda la noche”, puntualizó.

 

Te puede interesar: MAMÁS DE MUJERES “VALIENTES Y LUCHONAS” ANUNCIAN QUE YA NO CUIDARÁN A SUS NIETOS CUANDO SUS HIJAS SE VAYAN DE FIESTA

 

Por: Omar Ariel Cortes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s