Emiliano Salinas pasa su primer día en prisión tras ser condenado a 100 años por dirigir secta

México.- Ya no hay vuelta atrás, Emiliano Salinas, hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, fue trasladado el día de hoy a una prisión de máxima seguridad en New York, donde pasará el resto de su existencia tras ser condenado a 100 años por fundar y dirigir la secta NXIVM, que reclutaba mujeres para usarlas como esclavas sexuales, además de estafar a miles de personas con cientos de millones de dólares.

Aunque la condena fue de un siglo, los abogados de Emiliano podrán apelar para que se reduzca en máximo un 20%, por lo que es seguro que el hijo de Carlos Salinas pasará 80 años en prisión, y si por alguna razón llegara a vivir tanto tiempo, saldría de la cárcel a la edad de 123 años.

La sentencia ya es definitiva, y ni las influencias de los Salinas, ni contratar los mejores abogados del mundo, pudieron hacer que los jueces estadounidenses fueran benevolentes, y perdonarán a Emiliano por haber esclavizado mujeres, e incluso, dejarlas marcadas de por vida al ponerles el logo de la secta con hierro caliente.

Según comentan las autoridades, fueron más de 600 mujeres en 10 años las que sufrieron abusos de todo tipo por parte de los miembros de la secta, estafaron a más de 10 mil personas provocando que muchos perdieran su patrimonio y quedaron en la calle, y se registró el caso de 10 muertes dentro de la organización, además de que se investiga si la desaparición y asesinato de otras 200 mujeres pueden estar relacionadas con la secta.

Por si fuera poco, Emiliano atraviesa por una fuerte crisis emocional ya que se ha quedado solo luego de que su esposa, la actriz Ludwika Paleta, decidiera separarse e iniciara los trámites de divorcio, además de que Emiliano reveló que en realidad fue su padre, Carlos Salinas, quien creó la organización y simplemente lo nombró a él como el apoderado legal, provocando que al final fuera culpable de los delitos, por lo que su propio progenitor lo utilizó como escudo para salvarse de ir a la cárcel, cosa que lo tiene sumamente entristecido.

Se espera que Emiliano pase 10 años en la prisión de máxima seguridad, sin embargo si muestra buen comportamiento, posteriormente podría ser trasladado a una cárcel con menos medidas de seguridad y un poco más de libertad, aunque por supuesto nunca podrá resignarse al sentimiento de saber que nunca más recuperará su libertad.

Por: Omar Ariel Cortes

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.