Interpol detiene a hijo de Carlos Salinas por dirigir la secta “Nxivm”

México.- La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) detuvo la mañana de hoy en la ciudad de Paraguay a Emiliano Salinas, hijo del expresidente Carlos Salinas, por dirigir la secta “Nxivm”, que se encargaba de reclutar mujeres para usarlas como esclavas sexuales, además de estafar a miles de personas con millones de dólares.

Fue hace unos meses cuando se destapó que Emiliano era uno de los lideres principales de la organización, y que tras levantarse la polémica literalmente desapareció de México y Estados Unidos, por lo que se solicitó la ayuda de la Interpol para dar con su paradero, con la finalidad de ser extraditado y hacer que pague por sus fechorías.

La Policía Internacional inició una búsqueda de Salinas en más de 300 países, y aunque se creía que había viajado a un país del Medio Oriente o Asia para esconderse lo más alejado posible, se descubrió que en realidad se encontraba en Latinoamérica, especialmente en Paraguay, donde pensó que jamás lo encontrarían:

“Lo más lógico era pensar que huiría lo más lejos posible de Latinoamérica, sin embargo, pensó que escondiéndose cerca de México nadie lo buscaría y por eso escogió Paraguay para ocultarse. Además de que en dicha nación tiene varios amigos políticos, y posee una lujosa residencia escondida entre las montañas.

Sin embargo hubo alguien que lo reconoció e inmediatamente avisó a las autoridades, quienes rastrearon la ubicación del hijo de Salinas de Gortari dando con su paradero, por lo que ahora será extraditado a Estados Unidos para enfrentar el juicio por manejar la secta Nxivm, que durante décadas violentó a cientos de mujeres, y llevó a la ruina a miles de personas.

Lo raro es que el gobierno de México no peleó porque Salinas fuera extraditado a su país y lo juzgaran, quiso dejarle todo el paquete a Estados Unidos bajo el pretexto de que tienen leyes más claras y justas, y podrá ser condenado de forma objetiva.

La realidad es que Andrés Manuel no quería enfrentarse a Carlos Salinas, quien le exigió que pidiera la extradición de su hijo a México para que lo liberara en pocos días, sin embargo, AMLO temía decepcionar al pueblo de México y prefirió darle las facilidades a Trump para que se llevará a Emiliano, y así lavarse las manos de tener que enjuiciarlo”, señaló un testigo.

Según varios medios, Salinas ya se encuentra en una prisión de máxima seguridad en Texas, California, y en breve será trasladado a la cárcel donde permanecerá encerrado en lo que se realiza su juicio, y según expertos, enfrentará una sentenciado a mínimo 70 años de cárcel, ya que las leyes de EU son muy duras respecto a los delitos de trata de personas y fraude, que durante décadas cometió el hijo de Carlos Salinas.

Por: Omar Ariel Cortes

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.