Niegan ingreso a la marcha gay a joven por ir con ropa a desfilar en vez de acudir desnudo

México.- Gran sorpresa se llevó Tommy Angello, un gay provinciano de 18 años originario de un pueblo de Zacatecas, luego de viajar a la Ciudad de México para acudir por primera vez a la marcha gay, y convivir con millones de personas que comparten sus preferencias.

Sin embargo, la ilusión de Tommy pronto se tornó en decepción e incomodidad, cuando no le sugirieron, sino que le exigieron que si quería desfilar tenía que salir encuerado o de lo contrario no podía marchar “para pedirle a la sociedad respeto a la comunidad gay”:

“Desde hace años quería venir a la marcha pero ya saben como son en los pueblos, los papás te sobreprotegen y más cuando eres gay, a mi no me dejaban meterme en este ambiente y mientras era menor de edad no podía hacer nada pero ahora tengo 18 y no pedí permiso para venir, simplemente avisé que lo haría.

Por supuesto sabía que era una marcha más de diversión y convivio, que para luchar por nuestros derechos, pero jamás pensé que me exigirían salir semiencuerado o totalmente desnudo. Si no quiero mostrar mi cuerpo a la gente no tengo porque hacerlo, no sé porque me querían obligar, realmente estoy decepcionado de cómo entre la misma comunidad nos tratamos como simples objetos”, comentó.

Tommy señala que al llegar con ropa los asistentes de la marcha gay lo veían de mala manera, hasta que finalmente un grupo de homosexuales le informó que tenía que encuerarse, o no desfilaría: “llegaron exigiéndome que tenía que encuerarme para darle visibilidad a la marcha. Yo no entendí que tiene que ver salir desnudo con luchar por nuestros derechos.

Trataron de convencerme con cosas estúpidas y algo depravadas, como preguntándome si me daba pena mi cuerpo, según ellos usando la psicología inversa para al final desvestirme. Les dije que eso no tenía nada que ver, y no iba a salir desnudo si no quería.

Entonces me dijeron que yo no servía para la lucha, y me dieron una ultima oportunidad diciendo que por ser nuevo podría salir en tanga, pero era eso, encuerarme completamente o de plano no desfilar, y pues preferí no salir, porque no tengo porque marchar desnudo si no quiero”, relató.

Angello menciona que incluso varios trataban de convencerlo que por lo menos se quitara la camisa, pero él no iba a acceder solo por obligación de los demás gays: “quitarme la camisa no me incomodaba, pero no lo hice porque no tienen porque obligarme. Si, entiendo que sea más un carnaval, pero se supone que si luchamos por respeto, ellos tiene que respetar que no quiera desnudarme. En fin, analizaré si el próximo año salgo semidesnudo, pero si no, tendré que luchar por que respeten la diversidad de otra forma, aun y cuando los mismos gays sean los primeros en discriminarse unos con otros”, puntualizó.

Por: Omar Ariel Cortes

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.