Sheinbaum revela que el aire de las bolsas Sabritas fue lo que salvó a la CDMX de la contingencia ambiental

CDMX.- En conferencia de prensa la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, reveló a los medios el secreto que utilizó el gobierno para eliminar la contingencia ambiental literalmente de un día para otro, a pesar de que los expertos pronosticaban un daño irreversible.

Claudia señaló que para lograr erradicar el exceso de smog y humo de la capital, tuvieron que cerrar un acuerdo con la empresa Sabritas para que le vendiera sus productos a mitad de precio, esto con la finalidad de comprar millones de bolsas y abrirlas al mismo tiempo, ya que todos saben que el 90% del contenido de Sabritas es aire puro:

“Erradicar la contingencia no fue barato, pero al final el daño iba a ser peor si permitíamos que continuara. Tuvimos que abrir millones de bolsas al mismo tiempo para que el aire que salida disparado de los empaques de Sabritas expulsará el humo, y se quedará el nuevo oxígeno en el ambiente.

De hecho muchos ciudadanos participaron en este proyecto sin darse cuenta, ya que mandamos a miles de personas a repartir Sabritas gratis por toda la ciudad a la misma hora, para que así las abrieran casi al mismo tiempo y se creara un fuerte viento. El único inconveniente por así decirlo fue que la ciudad olió a papa por 3 días, pero bueno, los chilangos están acostumbrados a que siempre huela a drenaje, así que hasta fue un aroma atractivo para ellos”, relató.

La Jefa señaló que incluso hicieron estudios, y el aire de Sabritas es de lo más puro que existe: “ni siquiera un purificador de aire deja el oxígeno tan limpio como Sabritas. Siempre nos quejamos que pagamos $15 pesos por una bolsa con 3 papas y aire, pero esta vez eso salvó a los chilangos de enfermarse y respirar humo asqueroso, así que ya conocemos la formula para eliminar la contingencia, ya que con Sabritas además de limpiar el aire disfrutaremos unas ricas papas… y tú ¿puedes comer solo una?”, comentó Sheinbaum mientras disfrutaba la botana.

Por: Omar Ariel Cortes, idea de: León Belmont

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.