Hombre por fin ve “Avengers: Endgame” pero su vida continua igual de mediocre como siempre

México.- Gran emoción y alegría, pero a la vez tristeza y decepción experimenta Raúl Pérez, un godínez de 26 años de edad, luego de que durante más de un año esperara ansioso el estreno de “Avengers: Endgame”, al grado de que gran parte de la ilusión en su existencia era que por fin llegara el estreno, y pudiera disfrutar de la aventura final de Los Vengadores.

Raúl señala que aunque la película “superó sus expectativas y es todo lo que anhelaba”, en realidad siente una profunda depresión porque él no salvará a la humanidad ni tiene poderes como los personajes que vio en pantalla, y en cambio, al salir de la función tuvo que llegar a su casa a planchar su uniforme para prepararse a iniciar una nueva semana de trabajo en la oficina de contabilidad donde ya tiene 7 años laborando “en lo que encuentra algo mejor”:

“Desde Infinity War espere ansioso esta película, semana tras semana leía noticias del adelanto de la filmación, y esperaba ansioso que por fin se estrenará. Por supuesto no me importó invertir 50 horas en conseguir un boleto a un precio muchos más caro, y estar 4 horas formado para entrar.

Cada maldito segundo valió la pena; durante un año entero mi ilusión se alimentó de ver esta película y hoy por fin se estrenó. Me siento el más chungón de todos, siento que puedo volar como Ironman, que tengo poderes como Dr. Strange, y soy igual de irreverente que Star Lord, hasta me siento un poco la Viuda Negra y eso que soy machín jijiji. Todo fue tan mágico, compré mi palomera del guante de Thanos, fue una verdadera emoción”, comentó mientras miraba el paisaje en el Uber que lo llevaba a su casa, e imaginaba que tendría que preparar su lunch para la oficina de mañana.

El hombre señala que lo que más le duele es que “en su aburrida oficina” nadie comparte el gusto por los Vengadores, excepto Juan, un tipo que “le cae en la punta del hígado” pero es el único con quien puede hablar del tema:

“En la premiere encontré a tanta gente como yo, todos compartíamos la emoción e ilusión de las peleas y tantos personajes maravillosos. Pero mañana que llegué a la oficina de contabilidad todo será tan monótono, veré a todos mis compañeros con sus caras de desilusión y de estar hartos de la vida, y la única persona con la que puedo hablar de la película con es Juan que me caga, porque además no entiende los conceptos metafóricos y dice puras pendejadas de los personajes.

Fue un año de esperar, y después de ese año me doy cuenta que no salvaré el mundo, ni siquiera haciendo un grafica perfecta de Excel ayudaré a la humanidad, solo quiero ser un Vengador, es todo”, puntualizó sollozando.

Por: Omar Ariel Cortes

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.