10 cosas que todas las familias mexicanas tienen en sus casas y harían explotar la cabeza de Marie Kondo

Japón.- La serie de Marie Kondo, la reina del orden y armonía, se estrenó con éxito en Netflix y cada vez son más los que siguen sus consejos para tener todo en arreglado y en perfecta simetría.

Y aunque la chica trabaja con todo tipo de familias, definitivamente enfrentaría un gran reto si se topara con una familia mexicana, ya que además de ser bastante desordenados gustamos de tener extrañas y muy bizarras cosas que no solo la sacarían de quicio, sino que harían explotar su cabeza al no entender porque tenemos cosas tan raras, desconcertantes y en algunos casos inútiles.

Aquí 10 cosas que todos tenemos en nuestros hogares mexicanos, y que definitivamente provocarían que Marie Kondo nos quisiera matar (en sentido figurado):

1.- Muebles cubiertos de plástico: nada más naco que cubrir los muebles con plástico “para que no se ensucien ni desgasten”, aunque eso signifique que las personas que se sientan experimenten una “sensación resbalosa bastante incomoda”, y se provoque un horrible chillido producto de la fricción entre el cuerpo y el hule.

 

2.- Envases de caguama bajo el lavadero: por alguna razón los mexicanos no se sienten agosto teniendo sus caguamas en otro lugar que no sea el patio y mejor aún, bajo el lavadero, aunque sepan que en solo dos días los envases se llenan de un horrible moho viscoso blanco, que hay que retirar con agua para que el de la tienda no los vaya a rechazar.

 

3.- Vitrina gigante que ocupa la mitad del comedor: uno de los adornos de excelencia del mexicano, que prefiere perder la mitad de espacio del comedor (y en las casas de Infonavit, la mitad de la vivienda) con tal de tener la vitrina con platos finos para que la gente diga “que si tienen un lado elegante”, aunque por supuesto, resulta de los más naco este tipo de muebles.

 

4.- Bolsas guardadas en una bolsa dentro del horno de la estufa: de igual modo, resulta incomprensible para el mexicano no guardar las bolsas en otro lugar, aunque realmente resulta bastante práctico ya que rara vez una familia mexicana usa el horno para algo que no sea esto.

 

5.- Colchas del América y otro equipo de fútbol:  tal vez Marie Kondo estallaría por lo poco simétrico que resulta tener el logo de un equipo de futbol como colcha ocupando casi todo el cuarto, sobre todo de equipos nacos que solo reflejan que definitivamente el futbol es el opio del pueblo.

 

6.- Calendarios de carnicerías o Misceláneas, con  fotos de animales o paisajes: nuevamente algo que resulta poco armonioso, es decir ¿qué tiene que ver la Carnicería Hernández o la Miscelánea La Virgencita, con un conejo o el paisaje de las cataratas del Niagara?, la cabeza de Kondo estallaría.

 

7.- Cuadros de caritas de bebés: por alguna razón, las familias mexicanos se llenan de orgullo de mostrarle al mundo que su bebé puede tener todo tipo de expresiones, desde felicidad hasta llanto, y lo presumen orgullosos como si fueran el único niño en le mundo que hiciera esas caras, y para colmo, colocan las imágenes en un montaje que parece salido de la dimensión desconocida.

 

8.- Porta aceite en forma de Chef: una tradición de las abuelitas, ocupa más espacio el porta aceite que el mismo aceite, pero le da un toque vivaracho a la cocina.

 

9.- Caja de galletas que en realidad tienen hilos: ¿en qué momento las abuelas comenzaron a hacer esta tradición de guardar hilos en cajas de galles?, además ¿dónde consiguen esas galletas?, porque parece no las venden en los supermercados normales, y solo ofrecen en una tienda secreta donde solo las abuelitas pueden entrar.

 

10.- Helado de Yogurt con frijoles: también se puede usar cualquier tipo de envase: desde chiles, crema o helado, por alguna razón las madres mexicanas aman guardar en dichos recipientes, como si así se conservarán mejor.

Por: Omar Ariel Cortes

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.