El día que La Gaviota dio tips de cómo poner cachondos a los hombres y presumió “que sus pompis son de fuego”

México.- Aunque es una ladrona y nadie la quiere, no se puede negar que Angélica Rivera ha jugado muy bien su papel de “dama elegante y socialité”, ya que luce una imagen sofisticada que la hace digna portada de las revistas “¡Hola!”, “Caras”, “Quién”, y otras del corazón que el gobierno mantiene para que los políticos presuman sus lujos y ostentoso estilo de vida.

Y aunque ahora parece una “mujer fina”, en un tiempo La Gaviota fue una joven populachera, naca, de barrio, y lo mejor, se veía feliz y contenta con lo que era, muy contrario a su vida actual, que esta llena de lujos pero en su mirada se aprecia una tristeza y desolación infinita que refleja que no es contenta con su existencia (¿realmente vale la pena sacrificar la felicidad a cambio de lujos y enormes riquezas?).

Prueba de que Rivera antes era feliz y naca (muy naca), es una entrevista realizada en la década de los 90´s por la periodista de espectáculos, Shanik Berman, en donde la actual Primera Dama se desplayó, presumiendo que lo que más le gusta de anatomía son sus pompis (y es en lo que se fija en los hombres), además de dar candentes tips de cómo poner cachondo a los hombres.

Rivera que para ese entonces salía en todas las revistas y programas casi encuerda (como la mayoría de actrices de Televisa), no tuvo reparo en responder que lo importante en una relación “es mantener la calentura”, asegurando que sus pompis “tenían el poder de calentar a los varones”, ya que incluso por su buena anatomía recibía piropos como “tus pompis son de fuego, porque no puedes dejar de verlas”.

Rivera además dejo en claro que para ella la parte más sexy de un hombre son precisamente las nalgas, señalando que “esa parte del cuerpo es la más rica” (haciendo gestos obscenos), aunque tambien dejo en claro que tambien siente fascinación y le excita la parte baja de la espalda (¿será acaso que por eso Peña la conquistó?).

La Gaviota además tocó el tema de la infidelidad, señalando que cree que las mujeres “ponen más el cuerno, pero son más inteligentes a la hora de mentir para que no las descubran”, y mencionó que no cree que los hombres les regalen casas y joyas a sus esposas para que les perdonen una infidelidad, ¿será que ya desde entonces estaba negociando que le dieran La Casa Blanca a cambio de casarse con el futuro presidente, y por eso tocó el tema?.

Aquí la entrevista completa, donde podrás notas como Rivera realmente se veía feliz y no con la mirada de tristeza que tiene ahora, aunque a la vez sentirás pena que una mujer así haya llegado a ser Primera Dama (así o más circo en nuestro país).

Angélica Rivera “mis pompis son de fuego”

Entrevista a La Gaviota donde recomienda lo más efectivo para bajar la calentura, y presume “que sus pompis son de fuego”. Visita www.elruinaversal.com

Posted by El Ruinaversal on Sunday, October 7, 2018

 

 

Por: Omar Ariel Cortes

Comments

comments

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.