Chaira descubre que puede ayudar a los migrantes hondureños sin necesitad de estarlo presumiendo en Facebook

México.- Gran enojo y molestia experimento Olga Méndez, una chaira de 35 años de edad, luego de que uno de sus conocidos (no chairo) le dijera que “puede ayudar a los migrantes hondureños sin  necesidad de estarlo publicando en Facebook”, como acaba de comenzar a hacerlo desde ayer, donde ha posteado más de 30 estados externando “lo triste, desconsolada, desanimada y desilusionada que se siente” por el tema de la caravana de migrantes hondureños que esperan entrar a nuestro país.

Como es costumbre, la chaira se dedica a postear estados de dos tipos: asegurando que hará todo lo posible en ayudar a los migrantes, y haciéndose la mártir sobre lo triste que se siente por el tema, para que todos digan que es una excelente persona y con una sensibilidad infinita, cuando ya todos saben que es una drogadicta y borracha que solo quiere llamar la atención y no hace nada por ayuda realmente:

“Como sucede cada que algo o alguien se pone de moda, esta vez Olga comenzó a postear 10000 mil estado pero ahora sobre la caravana de hondureños que quieren entrar a nuestro país, asegurando que ella hará todo lo posible por ayudarlos, y mostrando su desilusión al ver como los mexicanos se comportan con los migrantes.

Ya sabemos que es una ridícula que nunca ayuda, solo una vez fue a una casa del migrante a llevar 2 kilos de arroz y tomar fotos al lugar, y ya siente que hizo un cambio impactante.

Le pregunté si consideraba la idea de comenzar a ayudar sin tener que publicarlo en Facebook, y rápidamente se enojó diciendo que es su red social y pone lo que quiera, no sin antes recriminarme que por mi culpa este país era una porquería, porque hay gente como yo que no se interesa por los cambios sociales como ella, que no hace nada más que hacerse la mártir en Facebook, y cuando tiene la oportunidad de ayudar realmente se hace de la vista gorda porque prefiere gustarse el dinero en chelas”, comentó un conocido.

El testigo señala que al ver que la chaira argumentaba que “ella si aportaba al cambio social por escribir en sus redes sociales”, le reveló que a nadie le importan sus estados, y podría ayudar sin estarlo ventilando a los 4 vientos: “ella jura y perjura que es una influencer y tiene el poder de sensibilizar su entorno, y esa es su lucha; escribir y escribir estados sobre lo molesta y consternada que se siente.

Cuando llega a ayudar como cuando regaló los dos kilos de arroz en la casa del migrante, no dejo de tomarse fotos y presumirlo en las redes por 1 mes, y en su mente cree que ese pequeño cambio realmente marcó la diferencia de una forma impactante.

Definitivamente no va a dejar de postear en redes su opinión, y no es porque le interese ayudar, sino porque tiene una obsesión enfermiza por ser reconocida como una luchadora que cambia perspectivas de vida, cuando solo es una borracha que le apestan las patas, y se hace de la vista gorda cuando realmente puede ayudar, o de plano no ayuda si no hay una cámara para sacarse fotos y poder presumirlo en Facebook”, puntualizó el conocido.

Por: Omar Ariel Cortes

Comments

comments