¡Lo que hay que hacer pa´ tragar!: este es el hombre de 33 años ¡que se casó con Elba Esther estando en la cárcel!

México.- Bien dicen que el hambre es canija, pero más el que la aguanta. Y es que para conseguir un trabajo decente y tener un modo de vida digno, la mayoría de las veces hay que hacer sacrificios, como permitir que personas metiches se entrometan en tu vida personal, intenten manipularte, ordenarte o exploten tu talento sin darte el reconocimiento por tu trabajo y esfuerzo.

Sin embargo, muchos también están dispuestos a valerse de otras tácticas que resultan denigrantes: lamer los pies y patas de los superiores, humillarse, hincarse, y en muchos casos, perder la decencia y dignidad para alcanzar los objetivos, y en algunos situaciones extremas, hasta tener sangre de acero y tener que perder el asco.

Y es que si bien el hambre es horrible, hay quienes si tienen para comer pero sufren de “una gula de avaricia”, y no se conforman con tener un trabajo decente, sino que quieren escalar lo más que se pueda y llegar a obtener el mayor dinero posible, a costa de lo que sea, y cuando decimos lo que sea, realmente es lo que sea:

Estas personas sedientas de poder por supuesto estan enfermas, y son capaces de todo para lograr sus objetivos, incluso de hacer cosas inimaginables y aterradoras, como ocurrió con el abogado de la maestra Elba Esther Gordillo, el licenciado Luis Antonio Lagunas de 33 años de edad, quien hace aproximadamente un año mientras defendía a Elba y trataba de liberarla ¡contrajó nupcias con ella dentro del penal!, por lo que si las cosas siguen bien, Luis Antonio heredará una fortuna de casi $2 mil millones de pesos que le dejará su “bella” esposa (y cuyo dinero ella a la vez heredó de su mamá que era una maestra rural, pero gracias a su doble plaza logró amasar esa fortuna).

 

Pese a su juventud, el abogado ya tenía una carrera prominente, e incluso entre sus clientes estaban otros políticos famosos y celebridades como Cuauhtémoc Blanco, sin embargo, a un ser humano que no le importa nada más que el dinero, $2 mil millones son literalmente la entrada al paraíso, y no le importa tener que besar, despertar y tocar a una de las mujeres consideradas no de las más feas de México, sino de todo el mundo.

 

Además, como siguen de moda los Sugar Daddy y el poder femenino cada vez es más fuerte, la maestra decidió jugar a ser una “Sugar Mommy” y se ligó al joven, quien solo es 40 años menor que ella (eso quiere decir que si estas soltero o soltera, tal vez tu futura pareja nazca hasta que tengas 40 años, y tengan que pasar 30 para que lo conozcas y te cases).

 

Lo mejor es que ahora que Elba es libre la pareja puede pasearse por todo el mundo, aunque uno no deja de preguntarse ¿de que sirve que te lleven a conocer los países más hermosos del planeta, si al voltear (estés donde estés) lo primero que verás será la cara de Elba Esther?. No cabe duda, el hambre y la sed de avaricia son canijas.

Por: Omar Ariel Cortes

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.