Gays hacen marcha para exigir que regrese venta de popotes “porque ya no tienen como comerse el arroz”

México.- Gran sorpresa causaron miles de hombres homosexuales de la Ciudad de México y de varios estados que acudieron a la capital, al realizar  “un segundo desfile gay”, pero esta vez sí para luchar por sus derechos, y no para pasearse encuerados o vestirse de mujer.

Según comenta Tommy Angello, la marcha del pasado junio “fue más un carnaval que una manifestación para exigir que se velen sus derechos”, sin embargo esta nueva manifestación (aunque también estuvo llena de lentejuelas, alcohol y desmadre) si fue para exigir que se revoque algo que los está perjudicando, y es que desfilaron para pedirle a las autoridades que regrese la venta de popotes, ya que desde que se prohibieron sus niveles de calcio y hierro han disminuido porque están acostumbrados a comer el arroz con estos tubos de plástico.

“Admito que la marcha que hacemos cada junio no es tanto para luchar por nuestros derechos, es más un carnaval para lucir nuestros cuerpowers caminando encuerados, o un pretexto para vestirnos de mujer sin que digan que somos vestidas.

Pero bueno, esta vez decidimos hacer la misma marcha saliendo del Ángel de la Independencia hacia el Zócalo pero ahora si para luchar por algo que nos está perjudicando: ya no podemos comer arroz con popote, porque acaban de prohibir estos tubos de plástico para salvar a las tortugas.

Admito que hace meses nosotros nos unimos a la causa de que el popote fuera eliminado para ayudar a los animalitos del mar, pero jamás pensamos en las consecuencias, entre ellas que nosotros seriamos los principales perjudicados porque ya no podemos comer nuestro arroz.

Muchos nos dicen que lo comamos con cuchara, tenedor o hasta con las manos, pero los gays tenemos un gen que solo nos permite comer el arroz con popote, de otro modo no nos entra y no lo disfrutamos. Lo sentimos por las tortugas, pero ya hasta nos está dando anemia porque el arroz es nuestra principal fuente de vitaminas y minerales, y al poder comerlo nos estamos enfermando”, relató.

Tommy menciona que han intentado usar popotes de papel o metal, pero simplemente no pueden comerse el arroz a gusto: “el popote de cartón se moja y se rompe luego luego y el arroz se queda a medio camino, el de metal esta todo tieso y no se puede doblar, y a nosotros nos gusta hacer diferentes formas y figuras con el popote para que el arroz salga más espeso.

Nuestra propuesta es que como según a los hombres heterosexuales no les gusta comerse el arroz con popote (aunque muchas veces a escondidas son los primeros en ingerirlo así), y los gays somos minoría, entonces solo se produzca una cantidad mínima de estos tubos de plástico, y se vendan en lugares exclusivos para gente gay.

Además prometemos reutilizar el popote todo lo que podamos, y si quieren al final los enterramos o algo para que no lleguen al mar y no dañemos a las tortuguitas. Por favor, estamos quedándonos sin las vitaminas que el arroz aporta a nuestro cuerpo, porque no hay popotes para comerlo, no sean malos, piensen en nosotros”, puntualizó Angello.

Por: Omar Ariel Cortes

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.