Icono del sitio El Ruinaversal

Hoyo se convierte en trinchera al llegar tiempos de guerra

Irak.- Gran sorpresa y desconcierto experimenta un pequeño hoyo ubicado en un pueblo de Irak, al percatarse que sin motivo aparente empezó a agrandarse y cambiar de forma (de circular a rectangular), señalando que no entendía que pasaba ya que hoyos cercanos a él no habían sufrido transformación alguna.

El agujero menciona que no solo se percató que se alargaba, sino que se hacía más profundo y comenzaban a llenarse de palos de madera y metal, lo que causó un gran pavor en él por sufrir la extraña mutación:

“Yo fui un hoyo que nació luego de que vinieran a arreglar la calle, y uno de los trabajadores me creara con una pala. Sin embargo, comencé a cambiar cuando llegaron los militares malos de Estados Unidos y pusieron su base aquí.

Ellos estaban alejados unos metros de mí, pero eso no impidió que comenzará a mutarme justo cuando ellos arribaron. El cambio más fuerte llegó cuando inició la contra los de mi país, en solo una noche había pasado de ser un simple agujero a transformarme en una horrible una línea recta y honda”, comentó consternado.

El orificio menciona que tras meses de no entender que pasaba y crecer cada vez más, termino juntándose con otra línea que antes también había sido un hoyo, quien le reveló la verdad: “me comentó que efectivamente el hecho de que llegaran los militares y comenzarán a pelear fue lo que nos transformó. Me explicó que en tiempos de guerra un hoyo se convierte en trinchera, y ya no había vuelta atrás.

Ahora iba a ser usado por muchas personas que yo no les iba a importar, simplemente me iban a utilizar para satisfacer sus deseos y protegerse del combate. Ahora seré un simple objeto, soy una trinchera usada por extraños que jamás pedí se resguardarán en mi”, comentó llorando.

El agujero menciona que espera que al acabar la guerra pase nuevamente de trinchera a simple hoyo: “la guerra se vuelve un infierno para todos, sé que esto durará meses, pero confió que cuando todo acabe las cercas de madera desaparecerán, comenzaré a disminuir nuevamente, y me estrecharé tanto que nuevamente volveré a ser un hoyo. Ahora me tocó ser trinchera, y trataré de ser fuerte”, puntualizó con una lagrima.

Por: Omar Ariel Cortes

Comments

comments

Salir de la versión móvil